viernes, diciembre 01, 2006

LORE TOKI I



Desde los albores de la creación de la Yeguada, ésta tenía su localización en Marquina, en los prados de una finca del Conde de Urquijo. Así, en el año 1924 y en ese lugar se encontraba estabulado Choix de Roí, el corredor que fuera propiedad de Martorell y Cimera ahora en funciones de semental y junto a este había una buena punta de yeguas


"En 1941, el súbdito francés Edmundo Veil Picard regala al Jefe de Estado los efectivos de ganador que constituyen su yeguada destacando el semental Filarete. El jefe del Estado dona este selecto lote a la Jefatura de los Servicios de Cría Caballar y Remonta.



En ese año la Yeguada fue trasladada a su actual localización en Lore-Toki y a las yeguas que ya formaban parte de la plantilla se les unían casi todos los efectivos de cría del conocido propietario francés Edmond Veil Picard, quien regalaba a Franco la mayoría de sus yeguas acompañadas del semental Filarete, lo que constituyó una notable ayuda para empezar a crear de nuevo una cabaña casi extinta debido a los desastres de la Guerra Civil

Con la adquisición de las fincas colindantes de El Ollo y Amasorrain queda completada la demarcación de la yeguada situada en San Sebastián, y que comprende una superficie de unas 40 hectáreas de las cuales 30 son prados de calidad contrastada.

Así, a mediados de los años 50 en la yeguada contaba con algunas yeguas que procedían de aquellas primeras que fundaron la yeguada así como otras, pocas, que se habían incorporado aunque con no demasiado éxito.

Partiendo de los mimbres existentes los responsables de la Yeguada optaron por introducir nuevas sangres, nuevas yeguas portantes de buenos orígenes que refrescaran la sangre y que estuvieran a la altura del excelente Goyaz. Para ello se iniciaron gestiones con Inglaterra, Irlanda, Francia e incluso Italia y Francia pero las circunstancias de la Gran Guerra tornaron la operación en algo bien complejo.
Los responsables de la yeguada no cejaron en su obcecación de importar nuevas sangres y con la mediación del embajador británico se importaron yeguas desde varios puntos de Europa llegando a Lore-Toki nombres como Jamboree, Folkestone, Zigrina, Pharisina, Mas Kara, Saratoga, Zompicchia o La Baroda a quienes se le unieron el semental Pumba.
Con el paso de los años la yeguada fue incorporando lenta, pero progresivamente, nuevas yeguas y sementales a su ya buen plantel hasta que, llegados a mitad de los años sesenta y primeros de los setenta en los que la Yeguada empezaba a perder su hegemonía como cuadra de carreras, se dedica mas a la cría y es sustituida por ya ilustres y tradicionales nombres en nuestras carreras como Villamejor, Villapadierna, Cimera, Martorell, Beamonte, Valderas, Figueroa, Satrústegui, San Damián y Blasco.




A finales de los años setenta la yeguada inicia una nueva fase conjunta con el relanzamiento de las carreras en España cuya fin último es popularizarlas. Así, entre 1977 a 1980 los responsables de la yeguada se disponen a salir a Europa para comprar nuevos efectivos de cría e importaciones que se unen a las ya establecidas en los prados de Lore-Toki. De estas llamamos la atención sobre las siguientes:
Desde Francia se traen a yeguas como Tannoura y Taashla.
Hacia mediados de los años noventa la yeguada comienza una tímida recuperación remontando su papel de precursora de la cría nacional y se inicia una nueva fase de adquisiciones de yeguas de cría, esta vez en Inglaterra, desde donde se importan a Buthayna (Hábitat) llena de Be My Guest, Waldwaise (Wauthi, perteneciente a la misma familia de la vieja conocida Wild Love) llena de Hamas, Nasara (Home Guard) llena de Persian Bold, Findon (Kris) llena de Deploy y Ragamufin Mandy (Manila) llena de Balla Cove, a las que se unen el semental LIMPID.
Sementales como Filarete, Brehon Law y Goyaz han sido ganadores de la Estadística de sementales durante muchos años de la década de los cuarenta y los cincuenta. Todo Azul y Brabant, en los setenta y ochenta. El País fue subcampeón en 1989 y campeón en 1990.


Las misiones de la yeguada son:
Crianza y selección de ganado.
Ofertar sementales selectos a los criadores españoles con objeto de mejorar su producción.
Mantener relaciones con estamentos oficiales y particulares en beneficio del desarrollo de la cría del PSI.
Dirigir la Cuadra de Carreras."


EL TRASLADO

El Ministerio de Defensa ha aceptado que la Yeguada Militar de Lore-Toki, situada en las afueras de San Sebastián, junto al Museo Chillida Leku, abandone su actual ubicación y sea trasladada a Cantabria. Así se establece en una orden del Ministerio de Defensa publicada el pasado día 9, por la que se fija la nueva estructura orgánica y despliegue del servicio de Cría Caballar y Remonta.




MUSEO CHILLIDA LEKU EDER

En esa orden se crea el Centro Militar de Cría Caballar de Mazcuerras, en Cantabria, mediante la integración de la Yeguada Militar de Lore-Toki, la Yeguada Militar de Ibio (Cantabria) y el Depósito de Sementales de Santander.
La reestructuración no tendría mayor importancia si no fuera porque el traslado de las instalaciones de Lore-Toki supondrá un paso más en el desmantelamiento de la presencia del Ejército de Tierra en el País Vasco. En concreto, en Guipúzcoa, con este abandono, las únicas instalaciones del Ejército en que aún ondea la bandera española son los viejos cuarteles de Loyola en San Sebastián, donde hay unos pocos militares.


Próximo capítulo LIMPID

No hay comentarios: